La PAZ SE HACE ENTRE TOD@S

¿Cómo se puede hablar de paz mientras se construyen cada vez armas mas mortíferas o se justifica la discriminación?

“¿Cómo podemos hablar de paz mientras construimos nuevas y formidables armas de guerra?

¿Cómo podemos hablar de paz mientras justificamos determinadas acciones  espurias con discursos de discriminación y odio?…

La paz no es más que un sonido de palabras, si no está fundamentada en la verdad, si no se construye de acuerdo con la justicia, si no está  vivificada y completada por la caridad, y si no se realiza en la libertad”

(Papa Francisco, discurso en Hiroshima, noviembre 2019).

Las palabras de Francisco nos llevan a reflexionar a las personas cristianas, en el comienzo del año, sobre nuestro compromiso diario en la construcción de la paz en el mundo que vivimos y en nuestra realidad más próxima: Galicia.

Cierto que vivimos en un lugar privilegiado frente a millones de personas en el mundo. Sin embargo, esta paz aparente es endeble y puede romper en cualquier momento.

La mitad de los gallegos sobreviven a base de prestaciones públicas: pensiones y subsidios (Voz de Galicia 26-11-2019).

Los recientes sucesos en Chile, uno de los países más prósperos de América del Sur, avisan de la fragilidad de las sociedades llamadas del bienestar.

La violencia de género que este año fue especialmente dura en nuestra tierra, la xenofobia, la homofobia y los nuevos discursos del odio de algún grupo político, mismo amparándose en la religión cristiana, son muestras de que la paz está lejos de ser estable.

¿QUÉ PODEMOS  APORTAR?

Para lograr un clima de paz es imprescindible que todos los miembros de un colectivo, de un pueblo, se sumen en el proyecto de construir la paz en su alrededor. No es fácil superar  la conflictividad, armonizar intereses encontrados, reformar organismos carentes de imparcialidad.

Fundamental es una educación para la paz desde las familias y sobre de todo en la escuela, donde crecen cada año casos de acoso y maltrato.

Educar a niños y chicos en la resolución de conflictos sin odio y sin violencia es una materia pendiente en la educación.

CONSUMO RESPONSABLE

Una de las causas de inestabilidad en muchos países es el  hiperconsumo en el que está

sumergido buena parte del mundo. No se trata sólo de los daños ecológicos de la  superproducción sino del empobrecimiento y esclavitud de millones de personas.

Detrás de las guerras en África se esconden grandes intereses comerciales, y cómo no, la  venta y tráfico de armas. España no es ajena la esta situación. Tampoco la ONU, pues el 80% de la venta de armamento procede de los países miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

El gasto mundial en armamento (2018) fue el mayor de los últimos 30 años (1,63 billones de euros).

El Papa Francisco viene de reclamar a la ONU que desaparezca el derecho al veto en el Consejo de Seguridad de las 5 potencias.

Tenemos por tanto que apostar por un consumo responsable y sobrio, eliminando lo innecesario, favoreciendo el comercio ecológico y las energías sostenibles. Sólo  así frenaremos la devastación del planeta y la violencia que genera una producción salvaje en tantos países.

El reciente  Sínodo de la  Amazonía, celebrado el pasado mes de octubre en Roma, reclamó nuevas políticas que defiendan los territorios amenazados y a sus pobladores.

Desde nuestra fe en el Jesús Liberador no podemos dejar de luchar en este empeño de salvar la Creación.

2ª MARCHA MUNDIAL POLA PAZ Y LA NO VIOLENCIA

El 2 de octubre de 2019 comenzó en Madrid a 2ª Marcha Mundial por la Paz y la Noviolencia que busca una convergencia global de los esfuerzos de las distintas colectividades y movimientos a favor de los siguientes objetivos:

  • Apoyar el Tratado de Prohibición de Armas Nucleares y eliminar así la posibilidad de una catástrofe mundial destinando sus recursos a las necesidades de la humanidad.
  • Erradicar el hambre del planeta.
  • Reformar la ONU para que se convierta en un auténtico Consejo Mundial para la Paz.
  • Completar la Declaración de Derechos Humanos con una Carta por la Democracia Global.
  • Activar un Plan de Medidas contra el Supremacismo y cualquier discriminación por raza, nacionalidad, sexo o religión.
  • Hacer frente al cambio climático.
  • Promover la NOVIOLENCIA ACTIVA para que el diálogo y la solidaridad sean las fuerzas transformadoras frente a la imposición y a la guerra.

A día de hoy 80 países firmaron a favor del fin de las armas nucleares, 33 ratificaron y faltan 17 por firmar. La Marcha finaliza en Madrid el 8 de Marzo de 2020, en el Día Internacional de la Mujer.

Ahora, cada quien tiene en su mano lo sumarse a este ánimo de santidad que recorre el Mundo.

No es suficiente con amar a Dios y no idolatrar, ya no es suficiente con no matar, no robar o no levantar falso testimonio.

En los últimos meses contemplamos cómo la violencia estalló en tantos lugares del mundo: Nicaragua, Bolivia, Venezuela, Chile, Colombia, España, Francia,  Hong-Kong… Articular caminos de diálogo y pacificación es tarea urgente que requiere de todas nosotros.

“En  Nagasaki y en  Hiroshima estuve orando, me encontré con algunos supervivientes y familiares de las víctimas y reiteré la firme condena de las armas nucleares y de la hipocresía de hablar de paz, construyendo y vendiendo armas (…) Hay países cristianos, países europeos que hablan de la paz y luego viven de las armas” (Papa Francisco)


DOCUMENTO DE La PAZ 2019/20
Fdo: Coordinadora de Crentes Galeg@s
0/5 (0 Reviews)

Deja un comentario