Llamamiento por intervención de la ONU en Bolivia

Llamamiento de la Marcha Mundial para que la Onu intervenga contra la ola de violencia racista en curso tras el golpe de estado.

LLAMAMIENTO DE LA MARCHA MUNDIAL POR LA PAZ Y LA NOVIOLENCIA PARA QUE LA ONU INTERVENGA EN BOLIVIA CONTRA LA OLA DE VIOLENCIA QUE PROMUEVE EL MOVIMIENTO RACISTA EN CURSO TRAS EL GOLPE DE ESTADO

La Marcha Mundial por la Paz y la Noviolencia hace un llamamiento a la comunidad internacional para que Naciones Unidas intervenga urgentemente en Bolivia a fin de evitar una masacre racista en el marco de la campaña de odio contra indígenas y campesinos que promueven los organizadores del “golpe de estado” ocurrido recientemente.

Resulta por otro lado difícil de justificar el silencio de la OEA ante este golpe de estado, estando presente en Bolivia para dar seguimiento a las elecciones, y habiendo recomendado nuevas elecciones.

Saludamos que el ex Presidente Evo Morales haya dimitido para evitar lo que podría haber sido una guerra civil y felicitamos al presidente López Obrador de México por acogerlo, al tiempo que manifestamos nuestra profunda preocupación por los testimonios que nos llegan sobre actos de persecución y de violencia por parte de grupos racistas integrados en la organización del golpe de estado, contra hombres y mujeres indígenas y campesinos.

Reiteramos la propuesta de la Marcha Mundial de que todo conflicto, independientemente del nivel al que se produzca, se resuelva por vías pacíficas y noviolentas.

La violencia condena a los pueblos al retroceso y al sufrimiento. La noviolencia es lo que abre el futuro.

Coordinación
Marcha Mundial por la Paz y la Noviolencia
México 12/11/2019

3.7/5 (6 Reviews)

1 comentario en «Llamamiento por intervención de la ONU en Bolivia»

  1. ¿Evo Morales no salió de Bolivia luego de 14 años de ejercicio, como efecto de protestas sociales por una cuarta reelección?

    ¿En un país indígena y mestizo, es posible aún afirmar el racismo por encima de los choques culturales y de la manipulación de un líder que finalmente no había sido indígena, sino mestizo (Evo Morales no entiende ni habla un solo idioma originario)?

    ¿Se desconocen los 21 días de paro indefinido sin violencia que movieron a policías y FFAA a asumir un rol, no del lado del gobierno desviado, sino del lado de la población, la que sufrió hasta ese momento numerosos heridos y tres fallecidos, todos del lado de los manifestantes, y ninguno del lado del gobierno?

    ¿Se omite la activación de grupos armados, que generaron enfrentamientos, muertes y violencia por parte de Evo Morales desde el mismo momento de su salida, para legitimar su retorno?

    ¿Se apuesta más por una postura política por encima de una alternativa mediadora, o de pacificación efectiva desapegada a intereses oportunistas?

    ¿Se omite que la crisis social y personal del mundo actual, incluye también el derrumbe de gobiernos plagados de corrupción, extorsión, e hipocresía como el de Evo Morales, quién además se había investido a sí mismo como el Pachacuti?

    Seguimos apoyando a la 2MM porque sabemos que vivimos en medio de un derrumbe de modelos, ideas y creencias, que nos incluyen a todos. Y aunque ahora se trate de afirmar un bando, como inercia de la Guerra Fría, al sentimiento y experiencia profunda de nuestros pueblos americanos no les son propios ni las religiones, ni las creencias, ni las ideologías. Y la sabiduría profunda y el corazón sincero terminará superando esta violencia generada al rededor de un conflicto político y no racial, aunque aún se intente manipular hacia ese lado.

    Daniel Mauricio Rodríguez Peña
    enlace en Bolivia

    Responder

Deja un comentario