Cuaderno de bitácora, noche del 9 y 10 al 15 de noviembre

La noche del 9 de noviembre, a la vista de las previsiones metereológicas, se decide, en atención a mantener el calendario para el resto de etapas, no dirigirnos a Túnez. 

Noche del 9 de noviembre en el puerto de Circolo Canottieri Ichnusa de Cagliari

Noche del 9 de noviembre – Estamos en el puerto de Circolo Canottieri Ichnusa de Cagliari. Organizado por el Club de Remo Ichnusa de Cagliari.

Ha sido una navegación complicada y sobre todo larga. Saltos continuos de viento, lluvia, ráfagas, olas.

Todos estamos muy cansados, pero lo primero es comprobar las posibilidades que tenemos de llegar a Túnez manteniendo el calendario para las otras etapas de Palermo y Livorno.

Hacemos todas las comprobaciones e hipótesis posibles, pero lamentablemente tenemos que resignarnos, no podemos llegar a Túnez.

Las condiciones climáticas de estas semanas son realmente malas, especialmente en esta parte del Mediterráneo, en los canales de Cerdeña y Sicilia, y parece que seguirán siendo prohibitivas durante mucho tiempo.

Vamos a la cama un poco frustrados. Pero Túnez sigue en nuestro calendario. Sólo se pospuso.

10 de noviembre, una parada inesperada en Cagliari

10 de noviembre – Por el momento tenemos una parada inesperada de unos días en Cagliari, para la alegría de los amigos del movimiento por la paz de Cerdeña que están entusiasmados con nuestra presencia inesperada.

Marzia, Pierpaolo, Anna Maria, Aldo y Roberto vienen a visitarnos a bordo bajo la lluvia torrencial de este libeccio que no se rinde y pensamos en lo que podemos organizar corriendo y sin previo aviso.

Alessandro también volvió a bordo, ya que había bajado a Barcelona. Vendrá con nosotros a Palermo.

Esta parada en Cerdeña nos permite hacer balance de las bases militares que asfixian a esta maravillosa isla. Desde los años cincuenta, la OTAN y los EE.UU. han hecho de este paraíso una base estratégica para los que lo llaman “servicios de guerra esenciales”.

Una definición desconcertante. Como si la guerra fuera “esencial”.

En la práctica, la isla es una gigantesca base militar para ejercicios, entrenamiento, experimentos con nuevos sistemas de armas, guerras simuladas, tanques de combustible, armas y municiones, red de espionaje y telecomunicaciones.

Las aguas costeras cercanas a los polígonos militares a menudo, están cerradas

Las aguas costeras cercanas a los polígonos de Quirra, Teulada y Capo Frasca, a menudo, están cerradas. La extensión de las zonas militares de esta parte del Mediterráneo es tal que supera toda la superficie de Cerdeña.

Los sardos han vivido con bases militares durante décadas, no sin intentar resistir. Muchas manifestaciones y protestas. El pasado 4 de noviembre los activistas de A Foras protestaron con el elocuente título:

Fuera las bases de Guerra. Carteles en ochenta pueblos de Cerdeña, movilizaciones, protestas.

Pero el bloqueo militar resiste gracias a la habitual maraña de hombres de negocios, belicistas, razones de estado y secretos.

Desde hace algún tiempo, en la isla donde se encuentran los dos polígonos más grandes de Europa, existe la sospecha de que en algunas zonas la alta incidencia de cáncer está relacionada con la contaminación del suelo causada por los residuos militares. Las investigaciones son lentas.

Hablamos de ello con nuestros amigos sardos que nos invitan a participar en una de las reuniones de la red “Arte Migrante” que se celebra en la sala cultural María Carta en la casa de estudiantes de la Universidad.

Arte Migrante es una iniciativa nacida en Bolonia en 2012

Arte Migrante es una iniciativa nacida en Bolonia en 2012 y que en pocos años se ha extendido por toda Italia y el extranjero. Los objetivos son muy simples: crear inclusión a través del arte.

Las tardes entre semana están abiertas a todos, estudiantes, inmigrantes, personas sin hogar, jóvenes y mayores.

Llegamos acompañados por nuestros amigos en coche y nos dejamos envolver por el ambiente cariñoso y entusiasta de estos jóvenes que se encuentran hablando entre ellos haciendo música, bailando y experimentando arte.

Hablamos de nosotros mismos y de nuestros proyectos cogiéndonos de la mano y moviéndonos por la sala con el sonido de un clarinete.

Nos unimos simbólicamente con un hilo de seda que nos une unos a otros en una red de implicación emocional.

Nos despedimos de los chicos y vamos a cenar a la pizzería Federico Nansen.

La pizzería es frecuentada por los pacifistas de la ciudad

Nada es accidental, la pizzería es frecuentada por los pacifistas de la ciudad porque Mauricio, el dueño, tiene una historia única.

En primer lugar, llamaba así a su restaurante porque desde niño era un admirador del explorador noruego de finales del siglo XIX.

Nansen no era sólo un  explorador, recordado sobre todo por ser el primero en cruzar Groenlandia en esquís. Nansen fue Alto Comisionado para los Refugiados de la entonces Sociedad de las Naciones, Premio Nobel de la Paz en 1922, inventó el Pasaporte Nansen para proteger a los apátridas y le dedica el premio “Nansen Refugiado” que se otorga a quienes se destacan en la asistencia a los refugiados.

¿Pero qué hace una pizzería que lleva el nombre de Nansen en Cagliari? Pronto lo explicó.

Maurizio hace años se fue a vivir a Gaza, en Palestina, para enseñar a hacer pizza, ha mantenido relaciones con el mundo palestino y en Cagliari ofrece una pizza de rebanadas con diversos y sabrosos ingredientes.

Al final de esta experiencia gastronómica sardo-palestina volvemos a bordo (siempre bajo la lluvia) y nos metemos en los sacos de dormir para escuchar el silbido del libeccio (siempre él) . Cerdeña, tierra de paz.

12 de noviembre, una jornada llena de actividades

12 de noviembre – En menos de 24 horas el grupo cagliaritano organizó una jornada llena de encuentros y actividades. No sólo hicieron los volantes, sino que nos llevaron en volandas a la universidad y a otros lugares.

El programa comienza a las 16.00 horas con el programa “Hands off our children” en solidaridad con los militantes pacifistas investigados.

De 18.00 a 20.00 horas hay un encuentro público con la proyección de exposiciones, películas y momentos de discusión sobre los temas de la
marcha. En primer lugar, el desarme.

A las 21:00 horas hay una fiesta con cantos y bailes de la Asociación Terra Mea. El chat de WhatsApp está inundado por los mensajes de la volcánica Marzia que con su tierno aire nos hace correr a todos como locos. Con trazos de emoticonos.

Esta etapa no planificada está demostrando ser bellísima, bella gente, bello clima que gira en torno al movimiento pacifista.

Hermosa Cerdeña. Vamos, vamos juntos, ¿No es hermoso este deseo?


Bellas danzas. La tripulación prueba los bailes tradicionales de Cerdeña, aparte de Rosa, nuestra marinera que tiene una gracia innata tanto cuando está al timón como cuando baila, todos los demás deciden sabiamente no estropear la milenaria tradición de la danza sarda con sus movimientos que ponen en peligro los pies de los demás.

Esta etapa no planificada está demostrando ser bellísima, bella gente, bello clima que gira en torno al movimiento pacifista. Hermosa Cerdeña. Vamos, vamos juntos, ¿No es hermoso este deseo?

Bellas danzas. La tripulación prueba los bailes tradicionales de Cerdeña, aparte de Rosa, nuestra marinera que tiene una gracia innata tanto cuando está al timón como cuando baila, todos los demás deciden sabiamente no estropear la milenaria tradición de la danza sarda con sus movimientos que ponen en peligro los pies de los demás.

Lo único que no tiene sentido en este clima pacífico y festivo es el clima.

Incluso el escenario de Palermo está en peligro. Sur-suroeste muy tenso y ondulado. Por otro lado, el chat abierto con amigos de Palermo es todo un delirio de mensajes. Al final decidimos decidir mañana.

13 y 14 de noviembre. Nos vamos. Proa a Palermo

13 – 14 de noviembre – Nos vamos. Proa a Palermo. Tenemos 30 horas muy duras por delante, con poco viento al principio y un viento fuerte y olas al final. Nos preparamos y antes de salir hay un denso intercambio de e-mails con Francesco, Maurizio y Beppe de la Liga Naval de Palermo.

Abrimos una sesión informativa por Whatsapp. Están de acuerdo con nosotros: váyanse
inmediatamente.

Una parada en San Vito Lo Capo y luego a Palermo para sortear todo el viento sur que se avecina. El día 14 estamos en San Vito, definitivamente agradecidos por las condiciones del mar en el último tramo.

Vamos a dormir. Mañana iremos a Palermo.
Alessandro ha recuperado el color. Antes de esta marcha prácticamente nunca había abordado un barco.

En unas pocas semanas ha acumulado unos pocos cientos de millas. Lucha contra el mareo pero se resiste y cuando le propusimos volver a Palermo en ferry se negó.

¡Grandioso!

El 15 de noviembre, estamos finalmente en el amarre de Cannottieri en Palermo

15 de noviembre – A última hora de la tarde estamos finalmente en el amarre de Cannottieri en Palermo. Francesco, Maurizio, Beppe llegan a la cima.

Estuvimos cinco horas con un sur tenso, patinando. Cansados, pero también muy divertido.

Todo bien, hasta Alessandro se ha recuperado.

Nos tomamos unas horas libres en previsión del programa de mañana que se anuncia intesísimo a las 11 a la Liga Naval habrá niños para la exposición Sail Boat Art, en 13 reuniones con las autoridades de la ciudad y un espectáculo.

Por la noche cena en Moltivolti, una cocina étnica local.

Paz, inclusión social, bienvenido sea, hablaremos de Palermo y de la red de Embajadas de la Paz.

 

0/5 (0 Reviews)

1 comentario en “Cuaderno de bitácora, noche del 9 y 10 al 15 de noviembre”

Deja un comentario